viernes, diciembre 19, 2008

BARAJEME POR FAVOR

Se nos acaba el año y no tenemos ni campeón de invierno, ni mejor torneo, ni mejor artículo, ni jugada más interesante. Nuestro colega Mecala no está por la labor de volver a adjudicar premios virtuales como los masters que concedió el pasado año. Lastima, porque aunque nuestro mundo musístico sea tan estrecho que parece que no puede dar más de sí, este año si que habría un master que conceder. Hay una iniciativa que merece ser conocida por todos aunque no sea debatida por nadie.

Se ha hablado bastante sobre los aspectos sucios que empañan nuestro juego del mus y por fin alguien quiere dar un paso en serio en ese sentido. En el Campeonato Provincial de Guadalajara que se celebró el mes pasado, y que como sabemos está organizado por la Aso. Alcarreña de Mus, se adoptó como norma obligatoria el que barajase las cartas el anterior al que tiene que dar. En su página web la asociación ha publicado un resumen del torneo y un artículo, Barajar el anterior, firmado por su presidente, José Jódar, en el que se hace un detallado análisis de esta iniciativa.
No vamos a comentar el artículo, que no tiene desperdicio, porque lo mejor es leerlo. Pero hay un aspecto que merece una especial atención porque nunca hasta ahora se había explicado de una manera tan clara.
Siempre que se habla de “paquetes” y “paqueteros” se tiende a pensar que hay que proteger a los jugadores menos avezados porque los más experimentados ya se protegen ellos solos. Por eso, lo de barajar el anterior es para los tontos. Pero la realidad de la cuestión es totalmente la contraria. Como dice Jódar, a la postre nadie baraja, y los listos, aunque honrados, pierden partidas que los paqueteros jamás perderán, llegando al ultimo tercio del torneo menos marcados que los demás.
¿Cuál es la única garantía para evitar esa situación y esa clase de trampas? Pues que todo el mundo baraje previamente. Así, si los listos y los buenos jugadores, que no tienen nada que perder y mucho que ganar, se barajan entre si, tendrán la seguridad de que los tontos le estaran barajando a los malos y ya no ganaran tan fácilmente esas partidas que cualquiera puede perder pero que ellos nunca perderán.


Está claro que en los torneos con dinero en juego hay que tomar medidas que protejan a todos los jugadores. Es una tarea que corresponde a los organizadores y en especial a las asociaciones de mus que organicen torneos de ese tipo. Los organizadores que lo hacen a titulo personal puede que no tengan entre sus objetivos preocuparse por el mus, solo por su bolsillo, pero las asociaciones se supone que tienen alguna obligación más.
También los jugadores, y especialmente los que son asiduos de torneos, y justamente se consideran los mejores, pueden hacer algo, como por ejemplo barajarse entre ellos a pesar de conocerse de mil batallas, y demostrar que la amistad no tiene nada que ver con el juego limpio. Que se puede aspirar a ganar los 3, 6 ó 12.000 € en juego, (porque para eso nos ponemos ¿no?), pero limpiamente. Sin falsas vergüenzas. ¿O acaso alguien se ha pensado que no hay Madoffs entre nosotros? Es la única forma de que los torneos sean mínimamente serios y dignos de llamarse así.

En el 26 Provincial de Guadalajara hubo 90 parejas y ganaron Santiago Herranz y Andrés Hermira, de Anchuelo, Madrid. Y en Córdoba, en su 7º campeonato, hubo 91 parejas y ganaron Lorenzo y Jose Mª Aparicio, de Pozuelo, Madrid. También puede verse una crónica del torneo en la página de Guadalajara.


Estos dos torneos junto con el recientemente creado Torneo Ciudad de Orense, el Torneo de Maestros y el de Los Cocineros, ambos de Torremolinos, han formalizado un acuerdo por el que la pareja ganadora en cualquiera de ellos tendrá como premio extra el alojamiento pagado en el torneo que elija. Es otra buena iniciativa. Esperemos que no se quede solo en eso.

En el puente de diciembre, además del torneo de Córdoba también se jugó un torneo en Benidorm que reunió a 111 parejas. Se adjudicaron el torneo Jose Salas y Felipe Sarmentera, de Madrid, aunque repartieron entre los 4 últimos.
Este torneo se hace muy difícil tomárselo en serio. Ya en otras ocasiones se han visto cosas disparatadas pero este año se han superado a si mismos. ¿Se imaginan una pareja que haya perdido 3 veces y debiendo bajar al grupo B siga jugando en el A? Esto puede ocurrir perfectamente en Benidorm, donde la inscripción solo cuesta a cada pareja 250 €. La pareja de marras continuó 4 partidas más colocando ceros a diestro y siniestro hasta que por una misteriosa revelación la mesa tuvo conocimiento del hecho. Debieron de acojonarse. Menudo desaguisado y menudo descontrol. ¿Qué hicieron? Pues nada porque no había nadie para decidir, los bajaron al B y aqui no ha pasado nada.
El torneo reza que lo organiza la Peña Mus Benidorm, pero esta ni aparece ni tiene nada que ver con la organización. Presta el nombre, recibe una subvención y poco más. El Casino de Villajoyosa es el paganini del vino y la comida, pone los salones de juego y además unos empleados que llevan el torneo, pero please, que no les compliquen la vida. El Sr. Escambre se encarga de la caja, que es lo verdaderamente importante, pero está más tiempo fuera que dentro. Es un torneo sin dirección aunque un gran negocio. ¿Necesita el Casino de estos mimbres para hacer un torneo? ¿No hay nadie en España capaz de hacerle un torneo digno? Le damos una idea. La Federación Castellano Manchega de Mus seguro que le aportaría mas seriedad y ganas. No planificaría los horarios al tun tun, no cambiaria la cena de entrega de premios por la comida, no dejaría sin premio a los 5º, 6º y 7º clasificados habiendo en cambio para los 8º y hasta el 16º, y los jugadores sabrían a quien reclamar.
¿Es este nuestro nivel de mus? ¿Parejas irresponsables y organizaciones más irresponsables todavía? No. Hay de todo, como en botica. Pero hay que trabajar.


Otros torneos que se jugaron fueron el de La Toja, con 34 parejas, copando los primeros premios jugadores de Valladolid. Y precisamente el Casino de Valladolid hizo su torneo pero solo llegaron a 36 parejas. Pintan bastos por el Pisuerga.

Un año mas Felices Fiestas para todos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece una medida fenomenal. Estoy harto de ver a gente que se hace ascos a eso de que es necesario barajar y son ellos de lo que habria que dudar mas que de otros. Cuando hay 10.000€ en juego todas las precauciones son pocas.

Anónimo dijo...

La medida me parece buena. La pena es que haya una falta tan grande de unificación de criterios. Los buenos organizadores son muy pocos y menos todavía los que se atreven a implantar esta norma tan necesaria

Anónimo dijo...

Imprescindible barajar a estas alturas de metalizacion.De la misma forma los jugadores tenemos que empezar a demandar seriedad en la organizacion.Es un derecho del que se inscribe y una profesionalidad del organizador,mas aun cuando todos entendemos que es un negocio.Es loable que el negocio sea fruto del buen animo de las dos partes,el que juega y compite con una mas y mejor limpieza en la competicion.
Gracias y Feliz Año.Mucho Mus.

ACME dijo...

Parece algo tan sencillo que resulta difícil comprender por qué no se han tomado hace ya mucho medidas como estas para acabar con algo que daña tanto la imagen del mus.
Es evidente que si no se hace obligatoria es difícil que se imponga esta medida, pero la clave para que no sea tan mal aceptada y acabe siendo tan natural como lo es hoy en día cortar la baraja (que igualmente es un mecanismo para evitar las trampas de ese tipo, aunque mucho menos efectiva), sería que todos los que creemos en ella empezáramos a utilizarla de modo normal incluso en las partidas entre amigos, e intentando convencer a todos de la conveniencia de su uso generalizado, dejando muy claro que no se hace por desconfianza del contrario sino precisamenete por lo contrario: como una muestra de confianza que damos nosotros esperando naturalmente que nos corresponda y nos la dé cualquier otro con el que vayamos a jugar, y como una medida de solidaridad entre todo los museros de verdad para erradicar a los tramposos.

Anónimo dijo...

La propuesta del amigo ACME me parece muy loable, pero todavía dífcil de aplicar entre amigos. Lo que es imprescindible es que se establezca como medida obligatoria en todos los campeoanatos. Tiempo habrá de aplicarlo siempre, con la misma naturalidad con la que ahora cortamos las cartas.

ACME dijo...

Una propuesta para hacer algo más "suave" este procedimiento: consiste en el barajeo previo en lugar de hacerlo posteriormente. De este modo, la responsabilidad del que reparte sobre el mazo no acabaría cuando se corta el mus y recoge los descartes sino que se prolongaría hasta terminar el conteo y debería ser siempre ese mismo jugador quien se encargara de recoger todas las cartas, formar el mazo y BARAJARLO y presentárselo al siguiente para ceder el testigo. Así el efecto es el mismo y se evita en cierto modo el mal trago de tener que rebarajar lo que otro ya ha barajado.